Complementos para el baño

Ofertas %

Ofertas %
radiadores-de-diseno
DEVA Radiador vertical calienta...
Radiador infrarrojo vertical + Calienta toallas + Calefactor DEVA en Cristal templado....
544,00 € Precio regular -15% 640,00 € Precio
radiadores-de-diseno
Klima 1000W Radiador Convector...
Radiador eléctrico y convector KLIMA 10 con o sin WIFI de alto rendimiento. Ancho de 79 cm....
303,83 € Precio regular -15% 357,45 € Precio
radiadores-de-diseno
Klima 750W Radiador Convector...
Radiador eléctrico y convector KLIMA 7 con o sin WIFI de alto rendimiento de ancho: 68 cm....
265,16 € Precio regular -20% 331,45 € Precio
radiadores-ofertas
Radiador eléctrico Dual Therm PLANO...
Radiador eléctrico de alto rendimiento de 65 cm. Design impecable. Sistema de calefacción...
211,25 € Precio regular -35% 325,00 € Precio
outlet-shop
Radiador Convector eléctrico SIRIO...
Radiador de convección eléctrico de pared de diseño minimal, alta eficiencia calorífica. Con...
193,50 € Precio regular -25% 258,00 € Precio
Todos los productos en oferta
Autoconsumo eléctrico

Autoconsumo eléctrico

Autoconsumo eléctrico

 

Las energías renovables abren una nueva forma de consumir electricidad. Un ejemplo es la electricidad para uso propio. Su reciente auge se debe a la cada vez más barata instalación de la tecnología que lo hace posible, ya la menor cantidad de trámites administrativos. Descubre una forma de ahorrar en tu factura de la luz mientras luchas contra el cambio climático.

 

El uso de energías renovables para generar electricidad es una tendencia creciente a nivel mundial. Pero no solo a gran escala - grandes empresas de generación y distribución de energía - sino también a pequeña escala - consumidores. El autoconsumo rompe con los esquemas tradicionales -las centrales eléctricas generan electricidad y la distribuyen a nuestros hogares- dando a los consumidores la posibilidad de producir su propia energía. Las principales ventajas son una mayor autonomía y unos costes reducidos.

 

Autoconsumo eléctrico: qué es y ventajas

El autoconsumo eléctrico se produce cuando personas o empresas consumen energía de instalaciones de producción cercanas o asociadas a ellas, por ejemplo, paneles fotovoltaicos o pequeños aerogeneradores. Además de ayudar a frenar el cambio climático mediante el uso de energías renovables y las fuentes de energía ya mencionadas, este patrón de consumo tiene otras ventajas para los consumidores y la sociedad. Éstos son algunos de ellos:

 

     Supone un importante ahorro en la factura de la luz.

     La generación distribuida mejorará la gestión de la demanda tanto a nivel privado como colectivo.

     Ayuda a reducir las emisiones de CO2 para los consumidores y apoya la transición energética.

     Promueve la creación de empleos verdes en empresas sostenibles.

     Su desarrollo impulsará la electrificación del transporte y la transformación urbana.

 

Autoconsumo fotovoltaico 

El autoconsumo fotovoltaico requiere la instalación de placas solares ya que se basa en el aprovechamiento de la radiación solar para generar electricidad. Aunque la era fotovoltaica moderna comenzó en 1954, cuando Bell Labs descubrió accidentalmente que los semiconductores de silicio dopados con ciertas impurezas eran sensibles a la luz, no fue hasta la década de 1990 que los paneles solares comenzaron la producción en masa.

El auge se debe en gran medida a las mejoras tecnológicas de diferentes campos, en parte de la carrera espacial, y a la caída de los precios, economías de escala que han hecho que el costo promedio de generación de electricidad sea competitivo con la electricidad. Fuentes de energía tradicionales en cada vez más áreas geográficas. Por este motivo, los paneles solares se han convertido en un elemento común en los paisajes urbanos y rurales de todo el mundo.

 

El sistema de autoconsumo fotovoltaico conectado a red incluye:

 

     Panel fotovoltaico: Conjunto de celdas (células fotovoltaicas) que generan electricidad a partir de la luz que incide sobre ellas.

     Regulador: Controla la generación de energía y el estado de la batería, evitando que se sobrecargue y descargue, y prolongando su vida útil. En instalaciones residenciales es menos común y está siendo reemplazado por sistemas de monitoreo.

     Acumulador: Sistema de almacenamiento de energía a través de una batería que sólo se necesita cuando se quiere acumular energía para utilizarla en épocas de menor radiación solar.

     Inversor: Dispositivo electrónico que convierte la corriente continua generada por los paneles fotovoltaicos en corriente alterna.

 

Dejar respuesta